The Soul Jacket lanza su nuevo álbum homónimo en Marzo 2017.

En su nueva obra, The Soul Jacket deslizan libremente entre los estilos de esa Norte América mítica que tan bien han sabido absorber e incorporar a un registro propio de por sí rico en matices.

 

“Temas tan bien construidos como “Ohio” están al alcance de POQUÍSIMOS GRUPOS en la actualidad, quizás solamente de los hermanos Robinson [Black Crowes]” -Popular1

 

“Solidamente producida, MAGNIFICANTE ejecutada […] e interpretada con una seguridad y una pasión EXUBERANTES, esta galleta EMOCIONA” -Ruta66

 

“Estamos ante un paso adelante BRUTAL […] Mejor disco nacional del pasado año para el que esto firma. Con diferencia”. Ruta66

 

“Black Cotton Limited es de una calidad FUERA DE TODA DUDA y suficiente como para replantear TODAS LAS LISTAS habidas y por haber del pasado año 2014 […] un disco que NADIE puede perderse” -Exile Magazine (exileshmagazine.com)

 

 “Quince canciones que los sitúan A LA CABEZA del rock patrio […] no busquen NADA MEJOR para que les devuelvan el dinero: no lo van a encontrar”. EfeEme.com

 

“En este momento no hay NADIE en España capaz de igualar la CALIDAD compositiva e instrumental de esta banda. Y si hablamos de asimilación de influencias, ahí ya se les puede calificar de MAESTROS”. Popular1

 

“Toño  es un hijo bastardo de JOE COCKER, un sobrino lejano de Van Morrison, un tipo de voz rota capaz de incendiar una sala de conciertos con una música que se mueve entre el rock del sur del Misisipi, el blues rural y el soul de Alabama”. Cadena SER

 

 

La banda comenzó su andadura en el año 2004 y con su tercer álbum de estudio -lo precedieron “Wood Mama” en 2012 y “Gunpowder Valley” en 2013- celebran diez años de trayectoria musical, una trayectoria con ligeros cambios de formación, pero que conserva a tres de sus integrantes originales –Toño López a la voz, Jann Zerega al bajo y Mauro Comesaña a la batería- a los que se suman las guitarras de Jorge Mizer y Guillermo Gagliardi, y desde hace poco más de un año la sabiduría y el buen hacer de un veterano teclista de la escena viguesa como es Xabier Vieitez (Transilvanians, Foggy Mental Breakdown, etc.)

 

El buen sabor de boca que dejó “Wood Mama” tanto a público como a prensa especializada –un disco debut que recibió los elogios de publicaciones como Ruta66, Popular1 o el diario El País- es una de las razones por las que la banda decidió ponerse de nuevo en las manos de  Hendrik Röver para dar forma a los temas de este nuevo trabajo. Sin duda el músico cántabro líder de Los Deltonos conoce como ninguno ese sonido puramente americano que se desprende de la música de The Soul Jacket.

 

Pero si algo diferencia a la banda viguesa de la mayoría de sus coetáneos y colegas de profesión es que no tienen reparo en alejarse de la obviedad del rock & roll para mostrar todas sus inquietudes. Escuchando su anterior trabajo, el EP de tres temas y más de 20 minutos de duración “Gunpowder Valley”, resulta evidente que estos seis músicos no se atan a las limitaciones de una música “radiable”. Su facilidad para incluir sonidos afro-latinos o incluso algo de aquella psicodelia californiana de finales de los sesenta en temas que sobrepasan los 8 minutos es para la banda viguesa algo natural y hasta necesario.

 

Esa búsqueda de una identidad propia y de un sonido único y personal tiene su mayor exponente en “Black Cotton Limited”. Hay temas instantáneos empujados por arreglos de viento afilados y reverberantes, suites instrumentales entrelazadas con armonías vocales, medios tiempos pegajosos como la melaza, tonadas marineras de taberna de medianoche cantadas a dos voces, desarrollos inquietantes arropados por una percusión afro-latina e incluso una trilogía central donde el fantasma de un affaire sobrevuela las conciencias de una pareja de hermanos separados por el tiempo y la distancia.

 

El pasado mes de febrero la banda viguesa realizó las sesiones de grabación de los cuatro temas que compondrán un nuevo mini LP al que ya han bautizado con el sugerente título de “Soul BBQ” (Barbacoa Soul). Los seis músicos aseguran que se han adentrado más aun en los territorios ocultos de la música negra de raíz, que en este nuevo disco ganan protagonismo con la incorporación de pasajes instrumentales cercanos al funk y el afro-latin, con grooves hipnóticos y febriles, sin dejar de lado la sencillez del Rythm & Blues y el Soul sureño.

 

Para plasmar estos ambientes donde los crescendos y la dinámica del ritmo juegan un papel tan crucial, la banda tenía claro que debían grabar en directo y para ello han contado con la ayuda del club cultural Charenton, que les ha abierto las puertas de su local en la calle Ramón Nieto por contar con una acústica reverberante y cálida que encaja a la perfección con el trance y la psicodelia contenida que rezuman estas cuatro nuevas canciones. Pero como es habitual en The Soul Jacket, esta ansia de explorar nuevos territorios no se queda en un mero divertimento. Con este nuevo trabajo –que aseguran gira en torno a un tema central– aprovechan la ocasión para arremeter contra los problemas reales a los que se enfrenta la sociedad actual: la amenaza de la guerra, el éxodo y el recuerdo nostálgico de una infancia y una época que parece desvanecerse.

13 años giraba sin parar desdecon su abuelo RL Burnside ye

The Soul Jacket- Black Cotton Limited