Alvin Youngblood Hart es un multiinstrumentista autodidacta, que sirvió de guía a una joven generación de músicos durante la década de 1990. Al igual que el veterano del blues Taj Mahal, que veía el blues como música mundial más que como un género estadounidense, las influencias musicales de Hart se extendieron más allá de los confines del blues, desarrollando un estilo ecléctico que incluye elementos de swing occidental, pop, reggae y rock.

La aventura musical de Hart comenzó lejos del blues, sirviendo en la guardia costera del río Mississippi. Cuando su familia es estableció en Chicago, una ciudad rica en cultura blues, Hart se encontró y estuvo tocando en las calles con otros artistas de blues como el difunto Maxwell Street Jimmy o con Lucky Lopez, obteniendo así su segundo nombre ‘Youngblood’ de los músicos más viejos. Para conseguir que le dejasen sentarse a tocar, Hart solía poner dinero extra en sus cajas de propinas.

En 1996, a la edad de 33 años, lanzó su álbum debut “Big Mama’s Door”, un álbum acústico de country-blues que lo puso en órbita dentro del género. A partir de ahí, su carrera ha ido en ascenso continuo, hasta el punto de estar nominado al Grammy por su álbum “Down in the Alley” y ganar el premio por su contribución al disco “Beautiful Dreamer: The Songs of Stephen Foster”.
Aparece en los documentales “The Soul of a Man” de Wim Wenders, y también “Last of the Mississippi Jukes”, y está considerado un heredero del legado de Taj Mahal, siendo ya una inspiración para los músicos de blues contemporáneos.

Alvin Youngblood Hart (1)